Transformación tecnológica: las personas y la tecnología

El pasado mes de septiembre, en uno de los eventos que DF-SERVER actuó como anfitrión, tuvimos la oportunidad de escuchar y reflexionar, gracias a Estela Lareo, CEO de IDEAS POSITIVAS GROUP, sobre un nuevo concepto cada vez más latente y que, indudablemente va muy ligado a toda esta vorágine que nos ocupa: la transformación digital, pero desde una perspectiva diferente y no menos importante: la de las personas y cómo interactúan con la tecnología.

En esta sociedad cada vez más automatizada y robotizada, las personas todavía jugamos un papel importante, todavía formamos parte en el proceso empresarial y debemos aprender a convivir con estas herramientas que nos facilitan el día a día y nos cambian radicalmente nuestra metodología de trabajo.  Debemos saber cuál es nuestro papel, cuál es nuestro sitio y qué rol vamos a asumir. Por supuesto, esta adaptación no es instantánea, no es tampoco fácil, pero sí tremendamente necesaria si queremos sobrevivir dentro del cambio tecnológico que nos rodea.

Conoce más a fondo DF-SERVER digitalización de procesos

Son muchas las empresas que desde los años 2000 han ido desapareciendo o reduciendo sus ventas a favor de otras que proporcionaban soluciones más atractivas al público. Algunas han sabido “reciclarse”, mientras que otras se han ido quedando en el camino por no saber adaptarse a los cambios como bien dijo Estela, empresas como “Blockbuster” o “Kodak” no han sabido adaptar su modelo de negocio y han ido perdiendo terreno frente a otras como HBO, Netflix, Panasonic, Canon…que han sabido utilizar esa transformación inteligentemente a su favor.

El verdadera cambio se produce en las personas y como interactúan con la tecnología

El factor humano resulta esencial en estos peldaños de camino al cambio: en la empresa convencional el empleado puede experimentar infinitud de manifestaciones, las cuales (negativamente) pueden generan un sentimiento de mal estar hacia la empresa y reducir su productividad: generalización de malas prácticas, poca confianza, escasa cooperación para el trabajo en equipo, poca capacidad para solucionar problemas…o todo lo contrario: aptitud positiva hacia el cambio, disposición de trabajo, ilusión por una nueva metodología y hábito, etc. Estas son solo algunas características, pero ¿qué podemos hacer para conseguir el cambio en la empresa y que el sentimiento de rechazo del empleado no aflore?

  • La pieza clave fundamental hacia la transformación digital es la formación y la disposición a formarse.
  • Empoderar a nuestros empleados. Que muestren confianza en si mismos y en lo que pueden lograr ayudándose de las nuevas tecnologías, estas son ARMAS DE TRABAJO, NO ENEMIGOS QUE NOS SUPLEN.
  • Compromiso hacia una mejora.
  • Motivación de adaptarse a las modificaciones.

Hay una frase que ha dicho Estela y que creemos que es importante recalcar antes de emprender cualquier cambio tecnológico en la empresa “La transformación va de personas y  luego de tecnología, posicionando al empleado en el centro de la organización e involucrándolo en el proceso de transformación”. Que se sienta partícipe de una nueva era en su organización.

Seguiremos reflexionando sobre ello.